Ilusiones ópticas

Las ilusiones ópticas son efectos sobre el sentido de la vista caracterizados por la percepción visual de imágenes que son falsas o erróneas. Falsas si no existe realmente lo que el cerebro ve, o erróneas si el cerebro interpreta equivocadamente la información visual.

Así podemos observar imágenes que “cobran vida”, ya que nuestro cerebro nos engaña pensando que esas imágenes están en movimiento, pero solo es un efecto óptico. Esto sucede, debido a que el mundo lo percibimos con los sentidos, siendo el cerebro el encargado de interpretarlo, y en algunas ocasiones de una manera que no se corresponde con la realidad.

b709822d502cb9ed3077ebb50ed51335

Debido a las posibilidades que esta peculiaridad de nuestro cerebro ofrece, muchos artistas se han valido de ella para realizar obras diferentes más allá de lo meramente abstracto, y es así, como nace una nueva corriente artística en los años 50 conocida como Op Art u Optical Art.

Nacido en estados unidos en 1958 este tipo de arte utiliza sobre todo ilusiones ópticas, basada en la composición de fenómenos puramente ópticos, sensaciones de movimiento en una superficie bidimensional, usándose estructuras de repetición con un orden claro. En estas obras el espectador ha de participar activamente desplazándose para poder captar el efecto óptico, quedando en algunos casos la posibilidad de que el espectador modifique la configuración que ofrece.

Artistas destacados como Victor Vasarely, Yaacov Agam y Bridget Riley, utilizan estos efectos para crear sus obras.

Nosotros hemos querido destacar a Victor Vasarely, considerado el padre del Op Art, ya que su primera obra denominada “Zebra”, es considerada la primera del Op Art realizando posteriormente un modelo propio del arte abstracto geométrico con efectos ópticos de movimiento, ambigüedad de formas, perspectivas e imágenes inestables, utilizando para ello un número mínimo de formas y de colores.

Teniendo esta información, es importante saber que muchas de las ilusiones ópticas dependen de cómo se miren las cosas, por lo que estas obras requieren siempre de una partición activa del observador, como sucede con el dibujo en el que se puede observar tanto a una joven como una anciana, solo tenemos que enfocar la vista de otra forma para observar ambas figuras.

joven-anciana-ilusion

Keise González Santana, Yauci Rodríguez Trujillo, Andrea Brito Morán y Alberto Martín Auyanet

EE.AA.SS 1ºB Diseño Gráfico

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s